Exige Vivir Sano

Por tu derecho a saber qué estás comiendo exige etiquetado a los alimentos transgénicos en Chile: ¡Exige Vivir Sano!

Home

labelityourself_spanish

 

Exige Vivir Sano es una iniciativa ciudadana parte de la Campaña Nacional Yo No Quiero Transgénicos en Chile.

 Te convocamos a exigir a las autoridades de la República de Chile el etiquetado obligatorio de productos importados y nacionales disponibles actualmente en el mercado que contengan transgénicos.
Los voluntarios de la iniciativa Exige Vivir Sano nos organizamos para hacer acciones de etiquetado en diferentes puntos del país. Estas son acciones pacíficas que tienen como objetivo informar a los consumidores sobre su derecho saber qué están comiendo. La elaboración e implementación de una rotulación para productos genéticamente modificados, debe basarse en las normas fijadas por el Protocolo de Bioseguridad, garantizando al consumidor la información a la cual tiene legítimo derecho según las normas del propio sistema de libre mercado imperante.

En aplicación del Principio de Precaución, con la finalidad de proteger la salud humana, el ambiente, y para defender el derecho y la opción a una alimentación libre de transgénicos exigimos:

· Moratoria indefinida a la liberación al ambiente de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) y del uso de OGMs, sus derivados y productos que los contengan en la alimentación y la agricultura.

· Etiquetado obligatorio de productos importados y nacionales disponibles actualmente en el mercado que contengan transgénicos. La elaboración e implementación de una rotulación para productos genéticamente alterados, debe basarse en las normas fijadas por el Protocolo de Bioseguridad, garantizando al consumidor la información a la cual tiene legítimo derecho según las normas del propio sistema de libre mercado imperante.

· Transparencia e información sobre la ubicación exacta de los cultivos transgénicos de exportación existentes en la actualidad.

· Establecimiento de leyes y regulaciones que garanticen la bioseguridad en la aplicación de otros campos de la biotecnología diferentes a los cultivos transgénicos y los derechos a una agricultura, ganadería, acuicultura y alimentación no transgénica.

· Rechazo al Convenio UPOV 91 y al proyecto de ley que posibilita la obtención de un registro de obtentor vegetal –una especie de patente- para todas las semillas campesinas y nativas y que prohíbe el intercambio de semillas y el derecho de los campesinos a guardar el producto de su cosecha.

· Apoyo decidido a la preservación de la biodiversidad y de las variedades locales de semillas a través de los sistemas gestionados por las organizaciones de campesinos e indígenas y comunidades y el impulso de la vinculación del INIA con las comunidades campesinas e indígenas que les permita defenderse de la biopiratería de las trasnacionales.

· La defensa de la soberanía alimentaria con la promoción y recuperación de prácticas como el intercambio de semillas, los métodos agroecológicos y las tecnologías tradicionales, que aseguren la conservación de la biodiversidad y el respeto de la diversidad productiva y cultural.

Más información: http://www.yonoquierotransgenicos.cl/

 

 

Anuncios